fbpx

Primero lo primero. Antes de entrar con píldoras de contenido, me gustaría tratar un tema que es sumamente necesario y que debemos tener en cuenta cuando empezamos a emprender para no encontramos con situaciones problemáticas en el medio del proceso.

Pues resulta que estamos viviendo momentos de reinvención a tope, la sociedad y el mundo nos ha llevado a eso y es lógico, vivimos en un mundo de constante histeria colectiva en donde tooooodo va demasiado de prisa, es una locura, (siento un poco que vamos como gallinas sin cabeza), mucha competencia en el mercado, tantas ideas de emprendimiento que se nos ocurren y puede ser o por vocación o por generar ingresos económicos y sabes que es lo peor… que esto puede parecer ser “lo normal” pero NOOOO no no no, nada de esto es normal, el mundo y las personas han dado un vuelco y las cosas no son iguales a como eran hacen 20 años, ni los procesos, ni los resultados.. es más ya ni siquiera es igual a hace 5 años… con eso te digo todo! =/

El marketing ya no es igual, la manera de comunicar tampoco, el diseño gráfico MENOS!… por supuesto hay cosas básicas que si se mantienen (sino estaríamos perdidos en un mar de estrategias) vale, pero sea como sea, el tema está en que nos ha tocado vivir estas fases extrañas en donde ya no sabemos muy bien x dónde va la cosa o x donde tirar. Bueno, tu no te preocupes, respira profundo, llénate de paciencia y ganas xq todo comienzo es complicado y requiere de esfuerzo, trabajo y constancia… sobre todo eso, la CONSTANCIA, y es el primer chip que debes activar en tu mente.

Si, todo es muy bonito: “tengo una idea”, o “tengo dinero para invertir en un producto”, o “tengo conocimientos y experiencia haciendo tal y tal cosa”, si, si, todo eso está genial, es el combustible para sacar adelante esa idea, producto o servicio, pero hay una cosa suuuuuuuper importante y es que sin motor, de que sirve el combustible, verdad? Vale, en este caso el motor es nuestro mindset; pero – qué significa esto? – suena muy super uff pero Mindset no es otra cosa que “mentalidad”, esto se refiere a las actitudes que debemos tener, aptitudes con las que tendremos que contar y procesos que debemos trabajar en nosotros para que las cosas realmente nos funcionen.

>> Para llevar un proyecto adelante sea el que sea, debemos empezar por nosotros mismos xq nosotros mismos también somos un proyecto de vida que está en en constante construcción y remodelación; no te olvides de eso. <<

Por ejemplo, una de las emociones que se manifiestan al momento de emprender y que es bastante común es el miedo; atreverse es solo un pasito pero nos enrollamos en un drama emocional y psicológico tan brutal que nos bloquea o agobia y nos hace sentir nerviosos por no saber por donde tirar… pero sabes una cosa, el miedo no es malo, para nada, el miedo te ayuda a ser consciente y tomar acción sea por agotamiento, por necesidad, por motivación, el miedo te ayudará a saltar esas barreras que te limitando.

Esta imagen me gusta mucho porque cuando la vi, me sentí completamente identificada, exactamente así era como estaba mi mente cuando decidí emprender y tirarme al vacío. Todas esas piezas eran miles de pensamientos que estaban presente purulando y mezclándose con otros y yo no sabía por dónde empezar, cuál es la primera pieza?

Pero como en los puzzles que la estrategia es empezar por las esquinas… para emprender también existe una esquina, un punto de partida que te ayudará a marcar una línea de acciones a seguir y esa es tu mentalidad.

¿QUÉ Y CÓMO DEBEMOS TRABAJAR LA MENTALIDAD?

  • Combate el miedo a sentirte inferior porque tienes mucha competencia en el mercado, o porque crees que no eres lo suficientemente bueno.
  • No te compares con los grandes, ellos ya tienen un laaaaaaargo camino recorrido y ya pasaron esta misma fase que estás pasando tu hace bastante más tiempo.
  • Crees que no eres lo suficientemente bueno o que te falta muchísimo para ser “experto” en algo? ÑÑÑÑÑAAAAA EQUIVOCACIÓN! Imagina una línea de tiempo en donde tu estás en el medio (rojo); a la izquierda (azul) se encuentran los grandes que ya llevan en el mercado muchos años y ya tienen más estabilidad en sus negocios; y a la derecha del todo puedes encontrar al resto de la población que tienen “0” cero conocimientos sobre tu área de trabajo, lo que haces, como lo haces etc.. ese es tu público (verde), ese público en verde, te necesita, son “muchísimo menos” expertos que tu en tu área por no decir “nada”, así que deja el miedo porque te sorprenderías en saber como estas personas te ven como un referente; esos verdes son tus seguidores, son tu público y clientes potenciales, ¿porqué? porque saben qué les puedes ayudar y aportar soluciones a sus problemas, por eso te ven como sus referentes. Cambia tus limitaciones y tu mindset porque si estás queriendo emprender es porque tienes bastante más que “algo de idea” en lo que estás haciendo y eso ya te conviene en un “experto” con respecto a las personas que no saben nada de nada.
  • Una vez entendido esto, es importante que trabajes tu sensación de merecimiento, te mereces lo mejor porque estás haciendo “algo o mucho más que algo” para conseguirlo, solo por el hecho de tratar y tener la motivación, te mereces que funcione.
  • Dudas de tu producto, proyecto o lo que quieres emprender? Quizás para ti lo que quieres hacer no sea tan interesante o lo sientes incluso “ridículo” porque llevas dandole vueltas a la idea y es “normal”… olvídate de eso, para todo, todo, todo en esta vida, hay un público y tu deberás conseguir el tuyo (VERDE)
  • HABLA DE TU PROYECTO, habla con el vecino, habla con tu perro, con tus amigos, con tu pareja.. Habla hasta por los codos pero eso si no los vuelvas locos, el “monotema” no mola, pero habla de tu proyecto, lo que estás trabajando, como lo estás haciendo, las ideas que tienes, dedica un momento para hablar de ello con tus cercanos porque de esa tertulia surgirán 3 cosas:

    1- Poder observar la perspectiva, reacciones y comentarios de los que están a tu alrededor acerca de tu producto o proyecto. Esto puede darte información realmente valiosa.

    2- Ideas… Típico que cuando hablas con tus amigos surgen más ideas, recuerda que las personas que están a tu alrededor y se sientan inspirados y motivados con tu proyecto siempre te aportarán ideas que quizás tu no hayas pensado antes… dicen que varias cabezas piensan más que una.. por algo es.

    3- Empoderamiento, reafirmación y convicción; son tres palabras QUE ME ENCANTAN!! Te empoderas hablando de tu proyecto porque confías en tus capacidades, te reafirmas en tus cualidades/conocimientos y te convences del éxito.

Trabaja día a día no solo en tu proyecto sino en ti!. La mentalidad es TAN o incluso MÁS importante que el propio proyecto en si, de ahí parte todo.

Tener todo esto en mente y trabajarlo día a día con cada cosa que planifiques, hagas o te plantees puede ayudarte a crecer no solo profesionalmente sino personalmente. Tu autoestima y tu seguridad se verán reforzadas y ahi si que la constancia y perseverancia que dediques a tu proyecto, no supondrán ningún esfuerzo para ti.

Así que adelante! Do it!

Erika
Pixeli – Let’s brand –

Share This